Skip to Content

Plantas tóxicas para tu mascota

Plantas tóxicas para tu mascota

No es ningún secreto que a las mascotas les gusta comer plantas de vez en cuando, y es muy difícil controlar todo lo que ingieren durante el día. Por eso, acondicionar todos los espacios de tu casa es lo ideal para el bienestar de tu perro o gato. En el interior de tu hogar, basta con no dejar a su alcance piezas pequeñas u objetos que llamen su atención. Sin embargo, en el exterior es otra historia, pues tal vez esa bonita flor en tu jardín podría afectar gravemente la salud de tu peludo amigo.

Las plantas más comunes con propiedades tóxicas al ingerirse son:

Noche buena

Esta flor que adorna tu hogar en épocas navideñas, es altamente tóxica, sobre todo por el látex que circula en su interior. Si es un ornamento fundamental durante esas fechas, debes identificar los síntomas que puede presentar tu mascota al instante:  irritación y comezón, diarrea, vómitos, dolor abdominal e inflamación de las mucosas orales.

Tulipán

Los bulbos del tulipán son hermosos, pero pueden ser potencialmente peligrosos. Si sospechas que tu perro o gato ingirió uno, llévalo de inmediato a un hospital veterinario e identifica los síntomas: irritación gastrointestinal, vómitos, diarreas, fallo cardiaco y posibles convulsiones.

Costilla de Adan

Contrario a lo que ocurre con sus frutos, las grandes hojas de esta planta son peligrosas al ser consumidas. Algunos de los síntomas que se pueden presentar después de ingerirse son: irritación en boca y esófago, vómito y alteraciones en el sistema digestivo.

Lirio de la paz

Esta flor que definitivamente no te dará paz si está en tu jardín, ya que presenta efectos inmediatos después de ser ingerirla, lo que puede ayudar a que detectes los síntomas más rápido en tu mascota. Algunas manifestaciones son: vómito, dolor abdominal y diarrea que puede terminar en deshidratación.

Alas de ángel

Las Alas de Ángel pertenecen al género Caladium, que es una especie tóxica. Al ser ingerida se presentan irritación y ardor en boca y ojos, aunque se pueden calmar estos síntomas con agua purificada y un pañuelo, debes dirigirte inmediatamente al veterinario. Otros posibles síntomas son nauseas, vomito y diarrea.

Difenbaquia

Todas las partes de esta planta son peligrosas y es con la que hay que tener cuidado, ya que el látex blanco que circula en su interior es altamente nocivo e irritante. Es fundamental la pronta atención médica después de consumirse pues sus consecuencias pueden evolucionar a edema de glotis, hipocalcemia, acidosis o daño renal.


Tu mascota es un miembro más de la familia y su cuidado se extiende hasta estos pequeños detalles, aunque no está de más contar con un seguro que proteja a tus consentidos contra enfermedades no prevenibles o robo con violencia. Si deseas más información, contacta a uno de nuestros agentes o comunicate al 01 800 062 7373.

Back to top