Skip to Content

¿Cómo cuidar de tu transmisión automática?

No hay duda que las transmisiones eléctricas tienen ventajas por encima de las manuales. Sin embargo, al ser más complejas, tienden a presentar mayores desajustes y problemas en su funcionamiento. Afortunadamente, un buen cuidado y mantenimiento son la solución para evitar costosos desperfectos, y hoy MAPFRE México te comparte algunos de ellos.
Revisa el aceite de la transmisión

Al igual que el aceite de motor, este fluido se encarga de mantener lubricadas las partes móviles de la transmisión y limpiarla de tierra y otros restos. Aunque depende del uso, se recomienda cambiar el aceite aproximadamente cada dos años y medio. Por lo que debes acudir con tu mecánico de confianza para que te recomiende el aceite adecuado y realice este procedimiento.
Vigila el sistema de enfriamiento

Tal y como su nombre lo indica, el sistema de enfriamiento evita que la temperatura del motor se eleve. Sin embargo, otra de sus funciones es mantener frío el líquido en la caja de velocidades. 

Esta es una razón más para revisar regularmente los niveles de anticongelante y  mantener el sistema de enfriamiento en perfectas condiciones.
Manejar con la llanta de repuesto

Parece un detalle minúsculo, pero la llanta de repuesto debe ser cambiada una vez que haya pasado la emergencia. De otra forma, la alineación y otras partes del auto se puede ver afectado. 

Entre ellas, la transmisión automática, que deberá trabajar más.
Evita sobrecargar el auto   

Tu auto está diseñado para soportar determinado peso y es importante tener cuidado de no sobrepasarlo. De otra forma, se corre el riesgo de que el motor trabaje de más y las altas temperaturas causen que el aceite de la transmisión se oxide o queme. Lo que puede dañar la transmisión. Lo mismo aplica para utilizar tu vehículo para remolcar otro, si tu auto no está diseñado para este fin. 

En resumen, estar al corriente con el mantenimiento de tu vehículo y adoptar prácticas de manejo que no dañen tu transmisión, son la mejor manera de cuidar de este circuito tan importante para cualquier vehículo: sin importar si es manual o automático.

Los cuidados de tu vehículo se extienden más allá del mantenimiento, y es imprescindible contar con una póliza que te proteja a ti y a tu patrimonio durante tu circular diario. El Seguro Amplio Premium contempla el robo parcial de partes y accesorios del vehículo asegurado, tanto de interiores como de exteriores. Para conocer más acerca de sus ventajas, contáctanos al 01800 3627373.
Síguenos (@MAPFRE_MX), consúltanos (@MAPFRE_Resp_MX) y danos Me Gusta (MAPFREMX).

Back to top