Skip to Content

Consejos para conducir de forma eficiente

Consejos para conducir de forma eficiente

¿Es posible conducir de forma eficiente?

Cualquiera puede conducir de forma eficiente siempre y cuando ponga en práctica hábitos de cuidado del coche. Más allá de cumplir con normativas de tránsito, una conducción eficiente implica tomar las precauciones necesarias que permitan extender la vida útil del vehículo y ahorrar dinero.

Una acción concreta que contribuye al cuidado del auto es colocar siempre el freno de mano, sobre todo en pendientes pronunciadas. No hacerlo puede dañar la transmisión, pues la caja recibe todo el peso del carro. Por esa razón, no es suficiente poner el vehículo solo en parking. 

Evitar un alto consumo de gasolina también es una manera de conducir de forma eficiente, debido a la reducción de costos. Aunque no parezca, la afinación del motor resulta lo más conveniente para el ahorro de un 10% de combustible. Este procedimiento debe realizarse de acuerdo a lo estipulado en el manual de usuario. 

Asimismo, un factor relevante para conducir de forma eficiente es hacer balanceo al coche. Sin duda, un buen mantenimiento de las llantas libra al conductor de distracciones a causa de vibraciones en el carro. Adicionalmente, es importante hacerle la alineación al vehículo para evitar movimientos en la vía hacia la derecha o izquierda. 

Comprueba si practicas la conducción eficiente y conoce todos los detalles sobre los cuidados de tu auto.

Claves para llevar a cabo una conducción eficiente

Para conducir de forma eficiente es imprescindible realizar algunas acciones puntuales. Algunas de ellas son las siguientes: Acelerado brusco Al ponerse en marcha desde un alto, hay que evitar pisar a fondo el acelerador, pues al hacerlo el auto consume innecesariamente altos niveles de carburantes. Se calcula que acelerar rápidamente puede consumir hasta 40 % más de combustible que hacerlo con una aceleración gradual. 

Por otro lado, es aconsejable mantener un paso constante. Parar y acelerar constantemente en distancias cortas o largas aumenta en un 20 % el uso del combustible. 

Velocidad moderada 

El exceso de velocidad siempre será contraproducente para lograr conducir de forma eficiente. Según recientes estudios, un coche que viaja a más de 100 kilómetros por hora (km/h) puede consumir más del 20 % de combustible en comparación a un vehículo que se mueve a una velocidad promedio de 80 km/h. 

Igualmente, viajar a alta velocidad (más de 100 km/h) con las ventanillas abiertas eleva la resistencia aerodinámica del auto, un factor que consume un promedio adicional de 5 % de la reserva de combustible.

Aire acondicionado 

El aire acondicionado del vehículo puede consumir el 10 % del combustible, por lo que es recomendable usarlo con moderación y cuando sea necesario según el estado del clima. 

Motor caliente

La costumbre heredada de calentar el motor por 5 o 10 minutos es una práctica contraria a conducir de forma eficiente. El motor del vehículo no debe calentarse por más de un minuto, pues se ha comprobado que puede gastar 100 mililitros de combustible por cada 10 minutos encendido en neutro. Además, dejar el vehículo mucho tiempo recién encendido en neutro puede afectar algunas partes internas del motor. Lo mejor es ponerse en marcha en forma progresiva sin prolongar el arranque inicial. 

El peso 

Una de las técnicas de conducción eficiente es deshacerse del peso inútil. Por cada 60 kilogramos extras en la cajuela del vehículo, el consumo de combustible puede aumentar hasta 2 %, mientras que un vehículo en marcha, a más de 100 km/h, con equipaje encima del techo demanda mayor combustible que uno que no lleve carga arriba.

Back to top