Skip to Content

Un cinturón para salvar la vida

Un cinturón para salvar la vida

Aunque los autos se inventaron antes que los aviones, el uso del cinturón de seguridad en sus pasajeros comenzó en los que vuelan en la década de 1930. Sin embargo, para los amantes de la velocidad sobre el asfalto ya había esfuerzos para proteger a los pilotos de carreras como la París-Marsella, a finales del siglo XIX.

Pero el cinturón de seguridad que más se acerca al que conocemos es de los años 40. Preston Tucker, empresario y diseñador de automóviles que no tuvo el reconocimiento merecido en su tiempo, fue quien sugirió el uso del cinturón como una opción para reducir accidentes al conducir. El Tucker Sedán ’48 fue el vehículo que lo ostentó, y durante algunos años, fue el único modelo disponible.

En los 50, sólo los autos de gama alta tendrían cinturón, pues no se consideraban obligatorios. Y el diseño que conocemos y usamos hasta ahora se lo debemos a Volvo. El ingeniero Nils Bohlin, que trabaja para la marca, inventó el anclaje de tres puntos, que desde 1959 existe y se estima que ha salvado más de un millón de vidas desde su implementación, y cada año evita al rededor de 100mil muertes. Hay que reconocer, además, que la patente no se la quedó la firma sueca, sino que la liberó para que cualquier fabricante de autos pudiera usarla.

Gracias al diseño de Volvo, la evolución de la seguridad se concentró el resolver la necesidad de sujeción de la parte superior del tronco del conductor, la zona de las caderas, y que se mantuviera inmóvil. Además, con el paso del tiempo, esta innovación probó ser igual de útil en los asientos traseros. La Oficina Alemana de Patentes y Marcas reconoció la invención de Bohlin como una de las ocho más importantes de la humanidad, creadas entre 1885 y 1985.

Si vas a tomar el volante, recuerda que el cinturón de seguridad que tienen tu auto no sólo es cortesía de Volvo, sino que reduce la posibilidad de muerte en caso de accidente en un 50 por ciento. Antes de arrancar, que haga click tu cinturón y que tu póliza de Seguro de Auto esté al día, sobre todo si cuentas con gastos médicos para los ocupantes, auto Sustituto en caso de robo total o pérdida total y toda la confianza de que MAPFRE va contigo.

Back to top