Skip to Content

Latinoamérica, ¿siglo de oro económico?

Madrid, Esp. desde el centro de la vorágine económica que padece hoy España, en particular, y Europa en general contrasta el pronóstico de la principal nave aseguradora española: MAPFRE, que augura que el siglo XXI puede ser el siglo de oro para la economía latinoamericana.
 
Desde la perspectiva de los analistas económicos de la institución, la región está logrando sortear las peores embestidas de la crisis financiera internacional y está reaccionado con vigor ante la coyuntura económica.
 
Se trata de la perspectiva del segundo grupo asegurador global de Latinoamérica por volumen de primas.
Mapfre registra un ritmo de crecimiento muy superior al de sus competidores con casi 57% de participación en el volumen de primas de la región, tras la consolidación de la fusión del Banco Do Brasil.
 
Por eso, sus pronósticos tienen mayor validez.
 
El análisis retrospectivo de la institución advierte que Latinoamérica padeció en otras crisis el mal comportamiento de los países más desarrollados, ya que son su principal cliente e inversor.
 
Sin embargo, en el contexto de la actual crisis, tras los titubeantes 2008 y 2009, el continente ha podido reponerse mucho mejor que el resto de las economías del planeta.
 
En el 2010 y el 2011 Latinoamérica ha logrado superar la tasa de crecimiento de la media de todos los países y, por supuesto, de las economías más desarrolladas, con una tasa de crecimiento medio de 6.1 y 4.6% cada año.
 
Y lo mejor es que las previsiones para el 2012 y el 2013 apuntan a que la región consolide una buena velocidad de crucero con un crecimiento medio muy próximo a 4 por ciento.
 
Y en contraste, los países más desarrollados crecerán a tasas inferiores a 2 por ciento.
 
Precisamente, la debilidad del consumo de las economías más desarrolladas es la única amenaza que gravita sobre la trayectoria de la región, aunque los buenos augurios sobre Estados Unidos y la sólida demanda que aún registran otros mercados emergentes, como China o India, permiten cierto optimismo sobre el crecimiento económico en el escenario de el 2012 y el 2013.
 
Industria aseguradora, con el viento a favor
 
Mapfre observa que el sector asegurador sigue creciendo imparable en el conjunto de los países de la región.
 
Advierte que el caldo de cultivo es perfecto porque a la bonanza económica se han unido cambios regulatorios favorables para la implantación del seguro obligatorio en muchos segmentos de la actividad económica.
 
En el 2010 el sector asegurador creció 7.5% en términos reales en la región, frente al aumento de 7.2% registrado en el 2009.
 
Brasil, México y Puerto Rico concentran primas
 
Este crecimiento fue impulsado prácticamente por todos los mercados de la región, aunque fueron los países de América del Sur, como Brasil o Argentina, los que más destacaron por su comportamiento.
 
En total, Latinoamérica acapara 3% de las primas mundiales, cifra que al mismo tiempo da una idea del potencial a la alza que tiene la industria en la región.
 
En cuanto al volumen de primas, en el 2010 se alcanzaron los 91,370 millones de euros, 19.3% más en términos nominales. Entre Brasil, México y Puerto Rico se concentra 67.5% de las primas de Latinoamérica.
 
CUENTOS VERAS
 
Lo doloroso para México del desarrollo de la industria aseguradora es que aunque ocupa el segundo lugar
en el ranking del rubro por volumen de primas al 2010, con un total de 7,721 millones de euros –alrededor de 10,000 millones menos de los que registra Brasil en el primer lugar–, aparece hasta el noveno lugar en el ranking de grupos aseguradores en América Latina en seguros no vida, con el Grupo Nacional Provincial.
 
Fuente:
 
Personas que cuidan de personas.
Huixquilucan, Estado de México. Marzo 2012.
Back to top