Skip to Content

Tipos de seguros de vida

Las cosas pueden cambiar rápidamente de un momento a otro; para bien o para mal. ¿Sabes cómo estar listo para lo inesperado?
Un seguro de vida abarca desde la tranquilidad de tu familia hasta alcanzar tus metas financieras. Si quieres saber más acerca de la mejor forma de prepararte para el futuro, te compartimos la siguiente infografía: 
Tipos de Seguro de Vida


Seguro de Vida


Cuando hablamos de un seguro de vida o seguro sobre la vida estamos hablando de un seguro que cubre riesgos como la muerte, supervivencia e incapacidad. El seguro de vida en si, cubre los riesgos que puedan afectar a la existencia, integridad o la salud de las personas. Como todo tramite que conlleva un acuerdo legal, para que el seguro se haga efectivo al momento de requerirse, antes debe formalizarse un contrato de seguro.


Partes participantes dentro de un contrato de seguro o seguro de vida


El contrato de seguro o comúnmente conocido como póliza de seguro debe realizarse entre dos partes, las cuales son; la aseguradora y el tomador, quien es la persona que pacta o es suscrita al contrato, quien suele ser el asegurado, pero no es necesario que lo sea. Ahora bien, el asegurado es la persona sobre quien recae el seguro o la cobertura del mismo. Por otra parte, el beneficiario es la persona quien, en el momento dado que se tenga que hacer efectivo el contrato y se tenga que cobrar dicho seguro, será indemnizada según se cumplan las condiciones del contrato o póliza. 

El seguro de vida legalmente es visto y considerado como un contrato de suma puro, lo cual quiere decir que la suma asegurada es acordada y fijada entre las partes, quienes en caso de este contrato son; el tomador y la empresa aseguradora, y esto se pacta de forma libre y voluntaria.

En los seguros, en caso de muerte, es habitual encontrarse con que en el contrato de seguro de vida, el tomador del seguro y el asegurado son distintos, en este caso será siempre necesario que el consentimiento del asegurado quede plasmado por escrito, tomando en cuenta claro, las legislaciones de cada país, pero en general es el modus operandi más común, todo esto salvo que sea evidente el interés del asegurado por la existencia de dicho seguro. En caso de renunciar a dicho seguro, la entidad aseguradora detendrá por completo y dará por terminada la cobertura del riesgo, hecho por el cual el tomador tendrá derecho a que se le sea devuelta la prima que hubiera pagado.


Tipos de seguro de vida


Seguros de riesgo o para casos de muerte

Al hablar de los seguros de riesgo o para casos de muerte nos encontramos con que son un tipo de seguros de vida en los cuales el capital contratado es pagado de manera inmediata después del fallecimiento del asegurado en el caso de que este ocurra antes de finalizar el plazo de duración del seguro. En caso contrario, es decir, si la persona quien está asegurada llega a sobrevivir al periodo acordado dentro del seguro, el mismo quedara cancelado, razón por la cual las primas quedaran liquidadas en favor de la compañía aseguradora.

Ahora bien, dentro de esta categoría de seguros, existen dos tipos de seguros de riesgo diferentes: los seguros temporales y los seguros de vida entera.

Seguros temporales

Los seguros temporales son los que cubren el riesgo de fallecimiento prematuro antes de terminar dicho contrato. Dentro de este tipo de seguro el componente riesgo está muy por encima de otras variables. La duración del mismo es de un año, pero es renovable de forma tácita hasta que se cumplan un número determinado de renovaciones o periodos. El costo de dicho seguro por lo general no suele ser muy alto y encima permite contratar coberturas elevadas.

Al referirnos a seguros temporales también nos encontramos con que suelen contratarse para proteger, entre otras cosas, obligaciones hipotecarias, garantía de cancelación de deudas o solo como una medida de protección adicional para la familia.

Seguros de vida entera

Por otro lado, al referirnos a los seguros de vida entera nos encontramos con que se extienden las coberturas del mismo durante toda la vida del asegurado de forma permanente y sin plazos. En este caso, indemnización se paga inmediatamente después de que se cumple la cláusula estipulada, la cual es la muerte del asegurado, sin importar en que momento esto ocurra.

También se tiene que tener en cuenta que al hablar de este tipo de seguros nos encontramos con que existen dos modalidades: La primera de ellas se refiere a Seguros de vida entera a primas vitalicia, en dicha modalidad las primas se pagaran durante la vida entera del asegurado, lo cual se traduce a una cobertura continua. La segunda modalidad hace referencia a Seguros de vida entera a primas temporales, en dicha modalidad, el pago será realizado solo durante varios años, o en su defecto, hasta el fallecimiento del asegurado.

Seguros de ahorro

Al referirnos a los seguros de ahorro o para casos de superveniencia o de jubilación sabemos que tienen como objeto la obtención de un capital al final del plazo convenido.  La inversión a medio o largo plazo es lo que tienen como finalidad este tipo de seguros, esto se hace de esta manera para complementar las prestaciones de jubilación o en caso de querer acumular un capital que permita hacer frente a situaciones futuras.

Seguros mixtos

Los  seguros mixtos hacen valer su nombre debido a que se refiere a que dentro de un mismo contrato se hace la mezcla de un seguro de riesgo y un seguro de ahorro. Al hacer esto, el asegurado queda cubierto en caso de fallecimiento y en el caso de que esto pase los beneficiarios recibirán la indemnización. Al mismo tiempo, gracias a este tipo de contrato, si sobrevive la edad estipulada dentro del contrato de seguro mixto, tiene asegurada una prestación.

Seguro de rentas

Si hablamos de seguros de rentas sabemos que se basan en la aportación de un capital único o el pago de una prima, establecidos previamente y hechos durante un tiempo determinado también establecido previamente dentro del contrato. El asegurado tiene garantizada una renta vitalicia  el cual se refiere al pago de unas cantidades mientras viva, dicho importe puede ser fijo o variable, también puede ser una renta temporal establecida durante un tiempo determinado.

Pago del seguro

El contrato de seguro de vida obliga al asegurador o empresa aseguradora a cumplir con un capital, una renta u otras prestaciones convenidas para con el beneficiario. Lo anterior en el caso de muerte o de supervivencia del asegurado. Es importante saber que el seguro de vida puede ser contratado sobre la vida propia o la de otra persona, quien será referido como un tercero, también es importante notar que este mismo puede ser un seguro que cubra a una o varias personas.

Ahora que has visto los diferentes tipos de seguros que existen, sabrás que hay más de uno que puede servir para tus necesidades, desde proteger a tu familia con un respaldo económico en caso de llegar a faltar, o respaldarte a ti mismo en un futuro el cual ya no puedas laborar y generar el mismo dinero que antes, en cualquier caso, siempre es bueno tener un seguro que respalde tu estilo de vida y el de tus seres queridos, nunca es muy tarde ni muy temprano para contratar uno.

Conoce más acerca de los diferentes seguros de vida que MAPFRE te ofrece, contáctanos  al 01800 3627373.

Back to top